Higiene y conservación de un preparado

Higiene y conservación de un preparado de Flores de Bach:

La duración de un preparado de toma de Flores de Bach depende de las condiciones higiénicas de elaboración y también de las condiciones de conservación y uso del mismo.

Algunas personas se colocan las 4 gotas del preparado de toma directamente en la boca. En este caso hay que cuidar de no tocar la boca o labios con la pipeta o cuentagotas, porque esto contamina el agua del frasco y al cabo de pocos días genera una contaminación bacteriana en el agua que contiene el preparado.

Gotas de Flores

Un preparado para toma, generalmente dura aproximadamente entre dos y tres semanas, por eso se estipula como tiempo promedio utilizarlo dentro de los 15 días y se aprovecha de esta manera para tener un re encuentro con el terapeuta (o una auto observación) para evaluar los cambios y si es necesario agregar o quitar alguna Flor a la nueva Fórmula. Pasado ese tiempo por razones higiénicas habrá que preparar otro ya sea con las mismas Flores o con las modificaciones observadas durante la segunta consulta.

¿Cómo tomar Flores de Bach?

¿Cómo tomar las Flores de Bach?:
(forma de administrar los preparados)

Las Flores de Bach se pueden tomar o administrar de diferentes formas:

- directamente del concentrado (es un método que no recomendamos porque así se desperdicia remedio)

- del frasco de toma o preparado (se toman 4 gotas desde el gotero)

- por el método del vaso con  agua (se puede colocan gotas del preparado  en un vaso con un poco de agua y de ahí se toman sorbos del vaso). Este método lo recomendamos mucho para niños ya que de esta manera la concentración del coñac es ínfima y no daña.

Toma de Flores de Bach en un vaso con agua

Los 38 remedios se comercializan en forma de concentrados líquidos (los que en Inglaterra se llaman Stock Bottle) y se pueden tomar, sin ningún tipo de contraindicaciones ni riesgo, directamente 2 ó 3 gotas del concentrado colocadas bajo la lengua. Sin embargo lo más común es diluir el concentrado en un «frasco de toma». De esta dilución se toman cuatro gotas sublinguales ( debajo de la lengua ) cuatro veces por día.

Ej.:
* 4 gotas al levantarse.
* 4 gotas entre el desayuno y el almuerzo.
* 4 gotas entre el almuerzo y la cena.
* 4 gotas antes de acostarse.

Si bien esta es la dosis o administración habitual; en determinadas situaciones se puede aumentar la frecuencia de las tomas (cada 5 ó 10 minutos) sin aumentar el número de gotas (siempre 4 gotas) hasta superar el proceso de crisis.

Lo importante es la frecuencia de las tomas y no la cantidad de gotas tomadas (recordemos que estas preparaciones
a diferencia de los medicamentos convencionales ACTUAN A UN NIVEL ENERGETICO o mejor dicho, de la información que transmite esa energía) es una terapéutica por estímulo y lo que importa es la información de ese estímulo, no la «dosis» o cantidad de gotas.  No tendría sentido administrar por ejemplo 10 gotas del medicamento; simplemente se consume remedio inútilmente y el efecto es similar a haber tomado 4 gotas.

Generalmente se preparan las fórmulas en lo que se llama «frasco de toma», o sea en envases de 30 ml dado que su duración aproximada es de 15 días. En ese lapso puede modificarse la situación que motivó la consulta y frente a una nueva consulta se necesitará agregar o sacar nuevos elementos de la fórmula o repetir la misma hasta que se sienta un cambio positivo en las emociones motivo de la consulta.

Una vez que las situaciones anímicas y de personalidad estén mas estabilizadas, las tomas deberán ser espaciadas o suspendidas mientras permanezca el efecto.