De esencia a esencia

Cortando lazos con el pasado:

- Apartarnos del control que el ego de otras personas ejerce sobre nosotros.

- Apartarnos de mandatos negativos (mandatos familiares del pasado)

- Apartarnos de decisiones tomadas en la infancia y que no nos sirven actualmente.

En las flores de Bach existen varias «personalidades» que son el resultado de aquello que habitualmente nos impusieron o intentaron imponerse o influir cuando fuimos pequeños:

Por ejemplo podemos pensar en Chicory cuando una persona de modo conciente o inconciente está teniendo una actitud posesiva.
O pensar en Vine cuando una persona quiere imponer su voluntad a toda costa.

También podemos pensar en Centaury cuando resulta difícil decir que no o negarle algo a alguien y en Walnut si necesitamos protección y que no nos afecte la influencia de las opiniones de los demás.

 

Imagen simbolizando el Karma, el aquí y ahora, mandatos.
El esfuerzo mental y espiritual consiste en no enganchar con las personas desde sus egos y nuestro ego sino, vincularnos desde nuestro esencia verdadera, con la esencia verdadera de los demás.

Porque es muy difícil ser libres de expresar lo que creemos correcto si nos dejamos controlar por viejos patrones de conductas heredados (aprendidos de nuestros padres, de nuestros parientes o familia). Estos patrones no corresponden al aquí y ahora, son una mochila que arrastramos: es positivo desprendernos de ella.

El proceso de «individualización» es el camino hacia nuestra autonomía y autorealización, y comienza al comprender que es mejor quedarnos con nuestra verdadera esencia, nuestro Ser Verdadero. Cuando eliminamos o desechamos todos los factores externos, cortando lazos con Mandatos Familiares del pasado, comenzamos a vincularnos con los otros seres de manera honesta y profunda. De Esencia a Esencia.

Instituto Argentino de Flores de Bach ®